• El Shen Dorado

RESTAURACIÓN BIOENERGÉTICA

Actualizado: 9 mar 2020

La Restauración Bioenergética es una técnica a la que también podemos denominar la Nueva Acupuntura del siglo XXI, ya que es una técnica dónde se combina la Acupuntura Tradicional China y la Kinesiología.


A los inicios de la acupuntura, cuando no existían agujas para realizar las punturas, se empleaban espinas de pescado. Con el tiempo aparecieron las agujas, y ahora con la restauración bioenergética damos otro salto. Dejamos de lado las tan temibles agujas para muchos, y las sustituimos por Restauradores Bioenergéticos.


Es una técnica indolora, ya que no se necesitan agujas para realizar el tratamiento, e incluso más efectiva si cabe que la Acupuntura Tradicional, puesto que el usuario podrá aplicar en casa el tratamiento hasta nueva revisión. Esto implica que su organismo seguirá trabajando diariamente manteniendo el estímulo de una manera constante hasta su total regulación, lo que a su vez implica que no hay necesidad de acudir a la consulta tan a menudo como lo debería hacer con la Acupuntura Tradicional.


Esta terapia igual que la acupuntura, utiliza los principales puntos energéticos de los meridianos de Acupuntura Tradicional China para restaurar el equilibrio energético del organismo, y así estimular la sanación.




Para trabajar con ella, se establece un protocolo muy bien definido que estructura el tratamiento en cuatro fases fundamentales, evitando que el pensamiento del terapeuta se disperse en rutas menos eficientes.


Es un método holístico, que utiliza el testaje con “filtros”, en donde se observa la respuesta del organismo a diferentes estímulos estresantes, constituidos por una variedad de sustancias, mediante el reflejo neuromuscular del AR de la Kinesiología. (Kinesis=movimiento).


Al ser una terapia holística puede tener en cuenta el estudio del origen de la patología, bien sea emocional, energético o físico. Como también podemos averiguar si el causante de nuestro desequilibrio se ha originado por un acontecimiento emocional presente, pasado o futuro.



Es un conjunto de herramientas cuya finalidad es ayudarte a restaurar tus campos energéticos en los niveles emocional, mental y energético para que estos cambios se manifiesten en el campo físico.



EN QUÉ CONSISTE EL TRATAMIENTO

Consiste en la aplicación de unos fragmentos de cuarzo montados en un adhesivo (restauradores bioenergéticos), que el cliente aplicará en casa sobre el o los puntos de acupuntura que sean necesarios hasta la completa regulación del organismo.


Estos fragmentos de cuarzo están programados con una frecuencia específica, es decir, hay diferentes tipos según sea la información que contengan. Y que al depositarlos en el punto de acupuntura en cuestión, harán que el meridiano energético trabaje hasta quedar equilibrado.


Podríamos comparar esta programación de los cuarzos a un CD. Si lo observamos sólo vemos una placa metálica, pero cuando lo introducimos en un lector, la información que contiene se convierte en imágenes o sonidos. Digamos que lo mismo ocurre con los restauradores, aunque a simple vista sólo veamos fragmentos de cuarzo, estos contienen una programación que aplicados en el acupunto correspondiente liberará la información, y así se irá transmitiendo de célula a célula hasta equilibrar el canal energético que nos devolverá el equilibrio.



PARA QUÉ SIRVE

Aborda las reacciones indeseables a las influencias telúricas, de parásitos, de alimentos, de alergenos, de neurotransmisores. Además, aporta la posibilidad de determinar intolerancias y alergias a alimentos, nivel de neurotransmisores, localización de lesiones, geopatías, etc... mediante el test con filtros.


A continuación te presento una relación de algunos de los filtros con los que se pueden determinar diferentes orígenes de dónde podrían surgir tus dolencias o desequilibrios:


NEUROTRANSMISORES:

Serotonina, adrenalina, cortisol, prostagalndinas, y un largo etc… tanto en exceso como en defecto.


MUCOSAS:

Mucosa intestinal, bronquial, conjuntiva, rinofaríngea, uterina, bucal, laríngea, senos.


ESTRUCTURALES (ESQUELETO):

Tendones, ligamentos, huesos, discos, cartílagos, membrana sinovial, líquido sinovial, cápsula articular, colágeno y músculo.


DIGESTIVO:

Esófago, estómago, intestino delgado, apéndice, colon, páncreas exo, vesícula biliar, hígado.


RESPIRATORIO/URINARIO:

Pulmón, bronquios, riñón, uretra, uréter, vejiga.


INSUFICIENCIAS E INFECCIONES:

Deficiencias vitamínicas, deficiencias de minerales, déficit de enzimas digestivas, médula ósea, timo, infecciones fúngicas, víricas y bacterianas.


PARASITOS:

Disbiosis intestinal de intestino delgado y grueso, cándidas, oxiuros, ascaris, tenia, giardia lamblia, ameba.


SISTEMA ENDOCRINO:

Hipófisis, epífisis, suprarrenales, páncreas, tálamo, tiroides, testículo, ovario.


ALERGIAS:

Gramineas , polvo doméstico, pelo de perro, pelo de gato, plumas, polen, insectos, etc…


ALERGIAS ALIMENTARIAS:

Harinas, carnes, pescados, lácteos, clara de huevo, yema de huevo, chocolate, azúcar, sal, frutas, conservantes alimenticios etc…


VACUNAS:

Trivalente, triple vírica, gripe, hepatitis B, polio, etc…


GEOPATÍAS:

Geopatía de curry, electromagnéticas, geopatía yin y yan, geopatía actual, geopatía pasada, geopatía de Hartmann.


INMUNIDAD:

Vitalidad baja, foco hepático, foco colon, foco amigdalar, radicales libres, cicatriz tóxica.


Es una metodología abierta, cuya mayor ventaja es que al final, esta restauración bioenergética evoluciona contigo, con tus conocimientos y con tu vida.


Sin duda un gran avance dentro de la acupuntura tradicional china.


92 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo